martes, 24 de marzo de 2015

ASCASO Y LA PARDINA DE STA. MARÍA, EL LUGAR DONDE PYRENE PARÓ EL TIEMPO

Ascaso, núcleo visto desde el camino de acceso

Abrí el buzón de casa como todos los días, con cierta indiferencia. Una carta de la Caja, otra de la empresa de telefonía...un poco de publicidad...y...¿y ésto? Un sobre color ocre, envejecido y con unas señas manuscritas aparecía ante mis ojos. Le di la vuelta rápidamente para ver el remitente. No me hizo falta leerlo. El sobre exhalaba un aroma inconfundible a frescor, bosque y lluvia. Carta de Pyrene. La abrí rápidamente y comencé a leer...

"...Queridísimos buscadores: mañana por la mañana pararé el tiempo en un lugar de mis montañas al que quiero que vayáis. Descubrid dónde...y acudid al día siguiente. Allí encontraréis dos perlas que me acompañan desde hace casi un siglo...Si ascaso lo queréis hallar...orad a Santa María elevando vuestra oración...

Fdo. Pyrene

P.D. Chorche y Chai, cada día más apuestos y guapos."


Iglesia de Ascaso
Llamé de inmediato a mis chicos. Era jueves 19 de marzo. Conté a mis cachorros la sopresiva misiva de Pyrene, y comenzó la búsqueda:
- A ver chicos, dice Pyrene que mañana viernes parará el tiempo en un lugar del Pirineo. En ese lugar hay dos elementos significativos de nuestras montañas...Para encontrarlo, tenemos que rezar a Santa María (tal vez una iglesia?) y miraremos hacia arriba...Pensemos ¿qué puede ocurrir mañana para que se pare el tiempo en algún lugar de nuestro Pirineo?
Los chicos pensaron un rato, y Chorche rompió el hielo:
- Sólo se me ocurre una cosa papá.
- Dispara (añadió Jaime con cierta impaciencia)
- No sé si mañana es un día especial por algo histórico, pero lo que es seguro es que mañana por la mañana va a haber un eclipse de sol. Puede que sea eso.
- Ya, pero qué tiene que ver un eclipse de sol con que Pyrene "pare el tiempo"?
- No sé...pero los eclipses de sol no son muy frecuentes.

Un ejemplo de las viejas Casas de Ascaso

Pensé un rato y advertí que Chorche tenía razón...Un eclipse era un evento astronómico natural que no ocurría todos los años...pero...¿qué relación podía tener con "parar el tiempo"? Comenzamos a darle vueltas...y más vueltas...y más vueltas...El tiempo pasaba despacio, pero no caíamos. En el salón de casa, Jaime llegaba a cansarse, y jugaba haciendo sombras con sus manos aprovechando los rayos de sol que penetraban en nuestra habitación por la ventana. Chorche pensaba mirando el reloj de pie de la estancia. Al cabo de un rato, Jaime estaba ya absorto en sus juegos, generando la sombra de un ciervo con sus dos
manos sobre la pared.


- Mira papá...un ciervo
- Sí Chai...muy bien
- Mira papá...el ciervo habla..."grrrrunnñññ"
- Sí...el ciervo gruñe...muy bien
- Mira papá...el ciervo ahora salta por aquí por la pared...
- Sí Chai...salta muy bien
- Mira papá...el ciervo ahora se come este sofá...
- Sí Chai, tiene hambre el ciervo
- Y ahora el ciervo se queda mosqueado mirando el reloj, y dice "ooohhh...qué es esto..."
- Sí Chai...
- ¡¡¡¡ YA ESTÁ !!! (Gritó Chorche de golpe, haciéndonos sobresaltar a todos...el ciervo sombrío desapareció)
- ¿Quéeeeee? Has asustado a mi ciervo de sombra!!! Se ha ido a otro valle y ahora para encontrarlo voy a tener que...
Chorche le interrumpió...
- Papá...mañana va a haber un eclipse de sol!!!!
- Ya, ya...ya lo has dicho
- El tiempo lo para Pyrene mañana así!!!
- No entiendo nada (contesté con incredulidad)
- Me voy a buscar a mi ciervo (dijo Chai que seguía a su bola...)





Una placa recuerda una muestra de cine de 2013 de contenidos por Internet que revitalizó Ascaso

- Papá...¿no lo entiendes? El sol y el tiempo...desde tiempos ancestrales el sol ha marcado la vida del Pirineo... sus gentes lo adoraban mucho antes de que llegaran las creencias religiosas cristianas...tú me lo has dicho muchas veces...Y marcaba el tiempo literalmente!!!
- Y?
- Papá...mañana se para el tiempo porque el sol no va a lucir por el eclipse...no va a hacer sombras...no va a marcar la hora...porque no habrá luz por un instante. Pyrene para el tiempo en un lugar en el que haya un reloj de sol característico...

Me quedé asombrado. Todo cuadraba. Habría que buscar un lugar que tuviera no un reloj de sol, sino dos (dos perlas dijo Pyrene). Me puse nervioso. Un aluvión de adrenalina se expandió por mi cuerpo:
- Un momento!!! Mirad la carta de Pyrene...Lo está diciendo...No es una errata!!! "ascaso", no se le ha colado una "s" de más...Es Ascaso!! Ascaso tiene un reloj de sol precioso.
-Pero papá, debe haber dos!!
- Chorche, antes de subir a Ascaso, la Pardina de Santa María alberga otro reloj de sol que es pareja del que se encuentra en el pueblo...
- "...orad a Santa María elevando vuestra oración..." . Está claro. Vamos!!
- Vale, mi ciervo puede que esté por allí...
- ¿¿??

El reloj de sol de Ascaso, en la fachada de la vieja herrería, junto a la fuente y el abrevadero
 Ascaso es una pequeño núcleo urbano perteneciente a Boltaña. Se encuentra en la cima de un monte, y adopta una planta en línea recta, aprovechando lo mejor que puede la orografía. Dispone de una pequeña iglesia dedicada a la adoración de San Julián. . Ha estado deshabitado durante varias décadas, aunque hoy se ha recuperado alguna Casa, y es posible su recuperación. Se accede a través de una pista que está aslfaltada durante el primer kilómetro hasta llegar a la Pardina de Santa María de Ascaso. A partir de aquí, la pista ya es de tierra, practicable para todoterrenos sin mayores problemas (algunas curvas están asfaltadas).
Tal y como nos indicaba Pyrene en su carta, desde la Pardina de Santa María se sube al pueblo de Ascaso. Nada más entrar en el mismo, nos recibe el edificio de la antigua herrería, en cuya fachada aparece el otro fantástico reloj de sol, pareja clara del anterior sito en la pardina. Junto a la herrería encontramos una fuente y un abrevadero para el ganado.

Reloj de sol de Ascaso, con su leyenda
El reloj de Ascaso sigue la estructura y colores del anterior. La leyenda es también muy curiosa:  "CUANDO ME RELUMBRE EL SOL / ACERCATE PASO A PASO / Y SABRAS LA HORA QUE ES / EN ESTE RELO DE ASCASO"  . También la barra que marcaba las sombras aquí parte de una cara (parece masculina). Junto al bello reloj (reló) de sol de Ascaso, un ventanal de la vieja herrería nos sitúa en la antiguedad del edificio. Y la típica baldosa señalética nos indica dónde estamos: "Ascaso "


Dataciones y localizaciones
Por el camino destaca el bello reloj de sol que se sitúa en una de las fachadas de la Pardina de Santa María. El reloj, está pintado sobre la pared, y marca las horas en este lugar hoy abandonado. Es realmente bonito, y llama la atención . En él se puede leer con claridad la siguiente leyenda: "DE CASA SANTA MARIA / SON DUEÑOS A TODA COSTA / DON JOSE LACORT E HIJOS / Y DA TERESA BELLOSTA" . 

La Pardina de Santa María de Ascaso. En primer término y con el tejado caído, el espacio auxiliar destinado a capilla
 La barra (hoy desaparecida) que marcaba la sombra, se encontraba sobre una cara aparentemente femenina (la de Ascaso es masculina). Una fecha (1890) todavía puede leerse, datando la pintura, que además lleva la denominación "ASCASO".

La imponente fachada del edificio residencial de la Pardina de Sta. Maria de Ascaso, en cuyo centro luce el otro fantástico reloj de sol
La Pardina, en sí misma es realmente bonita. Dispone del edificio principal de uso residencial, al que acompañan otras construcciones de carácter auxiliar dedicadas a la labor agrícola y ganadera. Una borda de tamaño importante, con tejado a dos aguas y un pilar que sustenta en la fachada un alero salido importante.
En la parte norte de la Pardina, una pequeña construcción con el tejado caído, parece ser una antigua capilla.


Primer plano del reloj de sol de la Pardina, con fecha, lugar y leyenda
Os destaco también un elemento que no pasa desapercibido en la Pardina, y es la prensa y el viejo lagar que todavía se pueden apreciar fácilmente.


Detalle de la prensa y ventana que da al antiguo lagar
De nuevo, las sensaciones se acumulaban en nuestros pechos. Entre las calles apareció un señor mayor, que nos ilustró sobre algunos aspectos de este pueblo en vías de recuperación. Nos dijo que había nacido en la Casa junto a la cual nos encontrábamos, hacía 79 años. Nos invitó en su lengua materna (aragonés)  a caminar "ta las pocetas al lado d'o puen". Simplemente, fantástico.


Chai se hizo amigo de esta gatita tan guapa que nos acompañó en nuestra visita
Llegó el momento de irnos. Cumplimos nuestra misión, encargada por Pyrene. El tiempo y su medida, uno de los elementos ligados a la cultura y sociedad tradicionales del Pirineo. De nuevo, el culto al sol. Con la lección bien aprendida,  nos dispusimos a marchar...y fue entonces cuando una preciosa gatita se nos acercó a juguetear...era blanca y negra, y Chorche y Chai pronto conectaron con ella, sobre todo Chai. Nos acompañó hasta el final del pueblo. Justo en la última de las Casas se detuvo, se sentó y se nos quedó mirando...Hubiera jurado que esos ojos felinos los vi con anterioridad en otro lugar...Nos despedimos, y cuando apenas llevábamos cien metros...un aroma inconfundible nos arropó...Pyrene estaba allí. Instintivamente volvimos la vista hacia Ascaso. Un manto blanco brillante remataba los tejados y las calles...la bella felina, ya no estaba.

*He dejado la fecha de las fotografías para que podáis comprobar que, efectivamente, el día anterior hubo un eclipse, y de alguna forma, el tiempo se paró en los relojes de sol de Ascaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada